lunes, 28 de noviembre de 2016

DEL AGUA A LA MIEL


La nube en la mañana se ha posado frente al sol que incesante e imponente ha dejado ver con claridad la luz que emana y que sin tregua alguna, no deja rincón para alumbrar, no deja alma para guiar y no espera a que sople el viento para demostrar que entre las colinas y las praderas, aunque pueda ser una quimera, se deja pintar por los ciervos y por el águila imperial.

Las horas de la tarde anterior se han quedado en la puerta esperando a que llegue el verso y descubra la tierna mirada que en otrora era su alegría; las notas de la canción que ya no suena, se han atorado en la partitura que el mendigo de la calle vecina, sostiene en su mano y sin más que una simple rozada, despega para dejarlas caer en una tina de plástico que espera por ellas.


Un piano ubicado en el centro de la sala, es la decoración que sostiene la isabelina que en un rincón recuerda como las guerras de los cincuenta se llevaron las ilusiones y las esperanzas de los jóvenes que vestidos de caqui, miraban pasar el tiempo sobre sus hombros, entre silencios venidos a menos, entre palabras tejidas para el almuerzo.


Los zapatos viejos del abuelo, se encuentran en el baúl que aún tiene el olor a madera fresca, la mesa y el mantel, han visto como los años le han azotado sin romper un solo pedazo del metraje, las copas que en otrora mantenían llenas con un vino de Ávila, hoy son solo la medida de las cenizas que guardan los recuerdos de lo que se vivió, de lo que se sufrió.

De las gotas de agua que aún caen sobre el balde, sale un suspiro para el corazón; las miradas del gato que se asoma por la ventana, son la linterna del lazarillo que se somete a una orden; las voces de la niña que pide a gritos que le devuelvan su muñeca, se hacen golpes en la pared y un beso pintado de rosa, se esconde entre la timidez y el encanto.

Un dibujo hecho con crayones del momento en que estuvimos los dos en la playa, está sumergido en la página diez del libro de historia; el pájaro que baila en el cable de alta tensión, tiene una ilusión hecha paja en su pico; una línea entre los dedos y un hilo entre las piernas, son la invitación a que la paciencia deje de merodear por debajo de la mesa y llegue por fin a la alcoba.


Un vestido de lentejuelas, aparece colgado en el clóset de la joven que sin piernas, no deja de soñar con su baile de quince; una pelota rueda por el patio y el perro que no deja de ladrar, sacude su cola ante la matera que retiene su aroma y en el desván, una gotas de miel se mezclan con el pastel que es para los invitados, después de las tres.

Ya no hay más tiempo para el silencio, es hora de las lágrimas con gritos de soledad; ya no hay espacio para el reproche, es el momento de vestirse de frac y lavarse el rostro para quitarse las manchas de la noche quebrada; ya no hay café ni azúcar, solo quedan los pedazos de la foto que evidencia que una vez hubo un empaque con moño y escarcha.


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

viernes, 11 de noviembre de 2016

SIEMPRE JUNTAS

Resultado de imagen para la vida

¿Alguna vez te has llegado a preguntar qué sucede cuando dejas este mundo y pasas a ‘’ la otra vida’’?, ¿qué sucede cuando tu alma se desprende de tu cuerpo y comienzas el trayecto hacia la luz al final del túnel? A veces nosotros los seres humanos nos creemos inmortales, ¿por qué?, pues porque pensamos que nunca llegará nuestra hora de partir y pasamos viviendo nuestra vida sin algún propósito, nos convertimos en seres consumidores y no reproductores. Pero cuando estás en tus últimos días comienzas a reflexionar sobre lo que pudiste haber hecho en el tiempo que desperdiciaste.

La vida y la muerte son dos sucesos que todo el mundo experimenta. Vivimos pensando que la muerte es lo peor que le puede pasar a una persona, otras piensan que es lo más hermoso que puede existir (¿qué piensas tú?). El verdadero motivo por el cual morimos es porque nacemos y venimos con fecha de caducidad. No habría que tener miedo a la muerte, vivir con esa “guadaña” al cuello nos impide ver otras cosas, otros colores de infinitos matices.

Las personas que sufren de alguna enfermedad terminal, descansan cuando mueren, aunque se vayan con la pena del dolor que dejarán en su partida. La vida no sabe de justicias, lo que tenemos que hacer es valorar la vida como un regalo, disfrutar en la medida de lo posible de todo lo regalado y de todo lo que hay a nuestro alrededor.

Resultado de imagen para la vida 
Cuando las personas que queremos fallecen, no desaparecen jamás de nuestra vida ni de nuestro corazón, las tendremos eternamente y ellas a nosotros. La vida da giros inesperados, de un segundo a otro, nuestro destino puede ser otro. NO vale la pena especular con el futuro, cuando ni siquiera sabemos si va a haber un mañana para nosotros, tal vez hoy puede ser el último día, o quizás no; pero de todas maneras siempre es bueno disfrutar cada día como si fuera el último.

Aprovechar cada contacto con los que amamos, respirar profundo, contemplar cada mínima cosa como si fuera la primera vez que la observamos, maravillarnos ante cada puesta de sol, ante cada amanecer, observar las estrellas, hacer cosas de las cuales otras personas no saben que es posible, casarse con una buena mujer (o un buen hombre), tener muchos hijos, besar bajo la lluvia, amar con pasión y entregar todo de nosotros y cuando esté la muerte en frente de nosotros, digamos. ‘’ Hola hermosa, te estuve esperando toda una vida, luego vete con ella a dar un paseo”.

La muerte es personal e intransferible, nadie puede morir por nosotros, como no podemos retrasar ni cambiar la muerte de una persona por la de otra, la muerte es a la vez lo más individualizador e igualitario: en ese momento nadie es más ni menos que nadie. Otra cosa más sabemos de la muerte, morirse no pertenece a personas mayores ni enfermas, desde el primer momento que empezamos a vivir estamos preparados para morir. Por muy sanos que estemos no es raro morir, es algo natural. Cuando alguien muere sentimos dolor, pero cuando pensamos en nuestra muerte sentimos miedo. Montaigne lo señaló muy bien: “No morimos porque estemos enfermos sino porque estamos vivos”.

Resultado de imagen para la vida 
Algunos temen que lo que haya después de la muerte sea aterrador, todo esto de pende a que religión se pertenezca. Si perteneces al cristianismo sabes que si no fuiste justo en vida te va a esperar un lugar abominable, aborrecible, atroz, deleznable, despreciable, como lo quieras llamar; pero si fuiste justo, ayudaste a los demás sin pensar en un beneficio, sabes que irás al paraíso eterno. Si crees en la mitología griega y eres seguidor de ésta, irás a parar al Hades, a los Campos Elíseos o al Tártaro, todo de pende de cómo haya sido tu vida en la tierra; si fuiste virtuoso y un buen guerrero te esperará una eternidad en los Campos Elíseos, si fuiste malo e injusto pararás en el Hades, pero si fuiste un monstruo iras al lugar más espeluznante de todo el universo.

Pero en este este escrito no solo hablaremos de la muerte, sino de la vida, por eso hablemos un poco de ella. Si se busca en Google te dirá algo como: “La VIDA es la forma en que nombramos a la adquisición de conciencia del ciclo de la existencia de un "algo o "cosa"”, dicho ciclo está formado por dos instantes en la constante universal llamada tiempo, estos son recíprocos, inseparables e ineludibles, llamados NACIMIENTO y MUERTE.

Pero Cuando hablamos del significado de la vida, tenemos que tener en cuenta que no es una propiedad intrínseca de ningún objeto, sino que somos los seres humanos los que le damos significado a las cosas. El ser humano es capaz de mirar la vida desde dentro y también desde fuera y precisamente el hecho de que podamos adoptar un punto de vista objetivo es lo que hace que la vida pueda parecer absurda.

Resultado de imagen para la vida

Desde un punto de vista subjetivo, están presentes las condiciones que hacen que la vida tenga sentido (la felicidad y la desgracia, el logro y el fracaso, el amor y el odio). Es decir, no se puede encontrar un significado objetivo a aquello que es una experiencia subjetiva.

A veces, esta pregunta acerca del significado de la vida, nos lleva directamente a otras: ¿hacia dónde nos dirigimos en nuestra vida?, ¿cuál es nuestro propósito o meta en la vida? Al hacer estas preguntas dejamos de ver nuestra vida como una sucesión de hechos aislados para verla desde una perspectiva más amplia e integradora. Pero, ¿por qué nos hacemos estas preguntas? A veces la causa es una especie de angustia existencial, una insatisfacción, un estado de depresión y tristeza, de falta de significado.

En definitiva, el dolor es con frecuencia el que lleva a una persona a plantearse una pregunta cómo esta, porque de algún modo intuye que, si encuentra la respuesta, encontrará también un poco de alivio y paz. A veces, las preguntas son: "¿Por qué tengo que soportar estas desgracias que estoy viviendo? ¿Qué sentido tiene soportarlas? ¿Cuál es su significado, si es que lo tiene?"

De nuevo podemos caer en el error de pretender buscar un significado objetivo, como si ese suceso en sí tuviese un significado intrínseco, porque entonces jamás lo encontraremos y la respuesta será siempre: "No tiene sentido ni significado alguno".

Resultado de imagen para la vida 
Cuando algo es muy importante para nosotros, nos vemos empujados y deseamos aprender todo lo posible acerca de eso. Aprender significa conocer todos los aspectos de algo, significa superar pruebas, verlo desde diferentes perspectivas, sentirlo desde todas las emociones. Por eso, la persona para quien más importante es el amor, será la que más variadas e intensas emociones viva por amor (incluyendo tanto el dolor como la felicidad) y todo ese conjunto de emociones, vivencias y experiencias son las que podrían enseñarle lo que de verdad es el amor y llevar a esa persona a crecer en esa dimensión de sí misma, de manera que cuanto más sea capaz de dotar de sentido a sus experiencias, mayor será su crecimiento y más implicada estará en la construcción de sí misma.

Alguna vez te has llegado a preguntar: ¿Por qué las personas esperan a que sus seres queridos se mueran para poder hacerles homenajes? Que día estuve en el entierro de un amigo y vi como todos sus seres queridos lloraban, muchos de ellos mandaron a estampar una foto de él en unas camisetas, otros subieron vídeos, fotos a las redes, con mensajes por su partida. No entiendo porque tenemos que esperar a que llegue este día para decirle a alguien que lo amamos, que nuestras vidas no serán iguales cuando ellos ya no estén. Si tienes a alguien al lado tuyo dale un abrazo como si nunca más lo volvieras a ver porque puede que sea la última vez.

En conclusión, Nadie puede escapar de la muerte. La cesación de la vida es tan segura como la certeza de que la noche sigue al día, el invierno viene después del otoño, y la vejez llega cuando la juventud queda atrás. La gente toma precauciones para evadir el sufrimiento y no verse en apuros durante el invierno o en la vejez; pero pocas personas se preparan para la muerte, que adviene indefectiblemente.

La sociedad moderna aparta su mirada de este tema esencial. Para la mayoría de las personas, la muerte es una cuestión temible y fatal; para otras, significa la simple ausencia de vida, un estado en blanco, un vacío.


 ‘’La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos''.  -Antonio Machado



Autor: Miguel Ángel Castro Vanegas

miércoles, 5 de octubre de 2016

DE UN OTRORA HASTA EL FINAL


Con el solo pensar que la tarde no tendrá tu sabor, que los pájaros han decido quedarse en las ramas y no volar; con el sentir que la lluvia de noviembre es solo un espejismo; con el descubrir que el viento de las seis es una onomatopeya entre el silencio y el recuerdo; con el encontrarme entre los días donde una vez te besé y lo dejé en un cuadro que aún no termino, me queda la sensación que lo sublime es una gota de fe entre los dos.

Tu sonrisa al viento es una invitación a un despertar entre el besarnos o el quedarnos contemplando las aguas cristalinas que  se emergen como lirio de mayo; tu mirada tímida es la búsqueda permanente de esa inquebrantable pero dolida esperanza que se asoma por debajo de la mesa y sin dejar caer la nostalgia que se llena de ti en toda su plenitud; tus palabras son el eco de lo sagrado, de lo que se viste de color celestial y entra triunfante en la habitación del amor.


El tiempo que se cuela entre las dudas y lo seguro, se llena de voluntad para hacer su mejor presentación, la tristeza se hace presente entre las pisadas del pasado que ha dejado huellas en los presentes, la necesidad de querer tener un nombre en la pared de los inmortales es una exigencia de los necios y el poder llamado SABER, se esconde entre los rincones de los libros que aún se conservan entre el frío y el olvido


Desnudo cada letra de lo que en otrora se escribió y sirvió de telonero para las premisas que aguardaban por el abrazo, levanto la mirada al jardín de azucenas que se conserva después del atentado ocurrido por tu sequedad y tus caprichos, acaricio el borde de tus recuerdos que se han quedado entre un sí y un no sé, que desde las cuerdas del patio llaman incesante y pidiendo a gritos por una cura para el dolor del alma.

Las sábanas son el fiel testigo de las noches de pasión donde el sudor corría por entre los poros, son el fiel testigo de las promesas hechas entre las nueve y las doce, son el fiel testigo de las sombras que se cubrieron de cenizas doradas y son el fiel testigo de la lluvia que empañó las ventanas mientras el sexo se adhería a las paredes del cuarto de un motel que tenía aromas de manzano, de fresa y de ella, en su estado natural.

La televisión anuncia una estampida de genes, la música en la radio suaviza el panorama y deja que la seducción del bohemio tenga su cuarto de hora, la cerveza en la mano y una mentira leída en un momento crucial, despiden el sentimiento que una vez existió, una lágrima rueda por si acaso la tercera es mejor que la segunda y en la cabeza vuelven como ráfagas los sonidos del amor, que en el día de un sí hicieron crecer a la inspiración.

Déjame sentir que nace de nuevo el sueño y que los pitazos de un te vas, son solo los llantos del crío que acaba de nacer, que la sangre que corre, no es otra cosa que la palabra mal pronunciada, que el poema que una vez te escribí reclama a su musa y que mis ojos que una vez fueron tu encanto, reclaman por ser hoy tu canto espiritual; no dejes que las páginas de éste libro se arranquen para empezar a volar y que las letras eclécticas se organicen en este adiós, en este final.

Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

viernes, 23 de septiembre de 2016

SEMANA POR LA PAZ EUSTAQUIANA

Con éste vídeo realizado por las docentes de las sedes de primaria de la Institución Educativa Eustaquio Palacios, se deja una evidencia de la gran labor desarrollada por las maestras con cada unos de sus estudiantes y la seriedad como asumieron el compromiso de apostar desde la escuela a ser partícipes de la búsqueda de la paz.

Sabemos que como colombianos tenemos un compromiso serio en encontrar el camino que conduzca a la paz, pero en especial, somos nosotros los maestros los que podemos hacer un gran ejercicio con cada uno de los dicentes que se encuentran en nuestras aulas, ya que desde las diferentes áreas del conocimiento podemos aportar herramientas que sirvan para que cada uno de ellos valoren y le den la importancia necesaria de saber vivir en un país en paz, donde ellos descubran que la paz solo es posible si la cultivamos primero en nuestros corazones, que es en la familia donde se pueden dar los primeros pasos, que es la vecindad donde se pueden crear lazos de amistad y ello a su vez conduzca a un camino pacifista.

Que este proceso de paz no sea el capricho perseguido para solo figurar en los anales de la historia, que no sea el oportunismo de querer figurar en un país de ciegos y sordos, que no sea la venta maquillada del Estado, que no sea la terquedad de quien se quiere hacer ver como el "mesías" de un país ensangrentado por los tantos años de violencia, que nos sea el inicio de una época peor.

Que la paz sea el corazón abierto de quien como gobernante quiere dejar un mejor país a los colombianos, que sea la humildad puesta en escena de los que saben del perdón y van aprender a comulgar con quienes fueron los asesinos de sus seres queridos y maltrataron todo un país, que sea el inicio para escribir la nueva historia de nuestro país donde se quite el estigma de país violento, narcotraficante y corrupto, que sea la oportunidad para que escribamos el nombre de nuestro país con letras doradas frente a toda la comunidad mundial.

¡BIENVENIDA SEA LA PAZ, sin condiciones, sin amarres, sin impunidad, sin juegos sucios, sin exigencias desiguales, sin oportunismo clientelista y politiquero, sin mentiras, sin armas, sin cultivos ilícitos, sin robos, con devoluciones de todo lo robado a los menos favorecidos: los campesinos!


(Vídeo hecho por la maestra Ximena Caycedo de la Sede Central - Primaria del Eustaquio Palacios)


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

lunes, 12 de septiembre de 2016

NUESTRA EXPERIENCIA V


Y la tristeza se deja ver y el llanto se alarga, la mañana suena como una tarde sin tiempo, la oscuridad de mis labios cuando no tengo tus besos se apodera una vez más mi ser trémulo y entre las risas y miradas de los que pasan por la estación recuerdo los bellos momentos de lo que una vez hicimos.

Las gotas de lluvia caen lentamente mojando mis hombros, mis pies cansados de andar y no encontrar aposento claman por la pasión de tus abrazos, mis ojos casi derretidos por la ausencia tuya que se hace cada vez más evidente, dejan ver que eres tú mi luz y mi tranquilidad.

Los vehículos rugen por el asfalto de esta lánguida ciudad que ve cómo pasan las horas sin rumbo, el té de las cinco se sirve caliente mientras por la ventana se ve pasar a la señora del cuarto piso que sacude su paraguas frente a la cera y el niño que jugaba con su pelota de colores, se ríe sin parar.


Las hojas secas que se van humedeciendo poco a poco, se adhieren a la tierra hecha barro, las bancas del parque cuentan una a una las historias de amor que en ellas se han tejido, los pájaros han decidido guardarse entre las ramas del árbol más grande y un te extraño se hace evidente.


Duerme la ilusión y un paseo de verano se recuerda entre las sábanas blancas, el frío de la noche lleva melancolía escrita con pausa, las voces de los principiantes merodean por el puente, una cerveza bien fría y unos guantes tejidos, hacen de este encuentro uno más en este escrito.

¡No te quedes dormida! Le grité desde el portón, - espera a que sean las seis para que juntos podamos ver el amanecer por esta sola vez. Ella me sonrío y dejó caer su rostro entre la almohada cubierta de sueños y a su lado el libro de la nostalgia que aún no termina de leer.

Un verso declamado cuando aún éramos conocidos, una palabra hecha para el amor, dos labios ansiosos de sellar en un beso el deseo y con la mirada fija en un horizonte, se empezó a escribir lo que sería la historia más bella que el universo de Shakespeare hubiera soñado.

Las gotas de lluvia no dejan de caer, entre ellas se confunde una lágrima, el piso recién brillado y un silencio que aparece entre los descuidos de los míos y los tuyos, lo carnal se eleva a lo más sublime y de tu cuerpo me siento preso, como una idea entre la razón.


Mis ojos se van cerrando tratando de encontrarte en el camino, las farolas de los coches pasan y pasan persiguiendo un descanso, las cortinas entre abiertas de se elevan hasta golpear las hojas que reposan en la mesa y dejan caer la ilusión de que estés conmigo de nuevo otra vez.

-¡corre tras ella suspiro alentado por la angustia de querer saber, si estás en mi frecuencia o si eres solo un despertar! Anídate y deja que la seducción de este mes elegido por nosotros sea una corriente que traiga la magia que necesitamos para hacernos uno y dejar de ser dos.

Que tu paz sea mi sosiego, que la brisa sea nuestro volver, que el esperarte sea una música tocada para sentirte recién, que mis manos sean las palomas que acaricien tu piel y que las letras de nuestros nombres no dejen de escribirse en lo que y será nuestra historia, mi querido bien.


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

martes, 6 de septiembre de 2016

ESCRITO TRES


Es tormentoso pensar que hoy cuando se va un día más, nadie se detenga un solo instante para ver su alrededor hecho cuatro pedazos por la impaciencia vigilante que está esperando ansiosa ese recuerdo versado de intriga y muerte.

Y estando en ese instante al que le trato de tomar prestado por un segundo la locura y la razón fundidas, medito en lo sustancial que me resulta verme hoy vestido de verde vivo y una esperanza fraccionada.

Pasamos de los tiempos lentos, "rituales", a los tiempos rápidos, a la lógica de la prisa. El afán vino a la par de lo electrónico, de lo computarizado. Las comidas, los eventos cambiaron su "larga preparación" por lo instantáneo, lo "modular" intercambiable.

La inmediatez se nos impuso como una forma de vida, lo que no se demore demasiado, lo fácil de hacer, lo práctico, lo que constituye un resultado del salto de la "rumia" a lo "presto".


Y lo clerical no se ha escapado en este paso del tiempo, pues hemos pasado del espacio sagrado de lo "religioso", a la zona profana de lo laico.

Lo secular se impuso, no solo como resultado de la "crisis" de las instituciones religiosas, sino como la insuficiencia de los "discursos religiosos tradicionales" para comunicar su mensaje. Vivimos la "sociedad secular", una sociedad que desplazó lo religioso hacia otras zonas más "profanas", menos conventuales.

Tomo un ligero espacio para creer que estoy en un mundo más claro y menos denso, solo creo y aún así, me alejo de la realidad circundante vecina de lo que se pueda pensar, me estrecho como un canal para ver pasar la risa desmedida de mi esperanza que vestida de azul cielo, espera a que el  tren del recuerdo pase de nuevo y deje su estela de humo por ese camino viejo y empedrado, que como buen anciano enseña y se va, sin importar a que la locura algún día se canse y no siga acompañándole como ayer, como siempre.

"¿Qué le digo a la muerte tantas veces llamada a mi lado que al cabo se ha vuelto mi hermana?" Silvio Rodríguez


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)


miércoles, 3 de agosto de 2016

UN DÍA EN EL PARAÍSO


Unos árboles formando el arco de la libertad y del amor, nos reciben mientras  las llantas de un coche devoran el asfalto que conduce al paraíso, el viento producido por la velocidad y el deseo, mueven su cabello, mientras su mano y la mía se entrelazan en una descarga de pasión, nuestros ojos se encuentran y la llamada al primer beso de los dos no se hizo esperar.


Un tiempo propicio, una propuesta aceptada, una sonrisa delineada, su cabeza en mi pecho y mi ternura ofrecida en todo su esplendor; un TE AMO nos envolvía, una diferencia olvidada, otra locura sumada  y entre palabra y palabra, una coqueta insinuación, un blue jean adherido a sus caderas y a su oído mi susurro de amor, cargado de ilusiones, de sueños, mientras las caricias se asoman como un canto nupcial.


En el jardín, rosa rojas, blancas y amarillas, una tranquilidad nos atrapa, en las gradas una foto para la posteridad, una época antigua que sigue viva, una agua cristalina que en su roce produce un sonido celestial, unos árboles con historias grabadas, unos pájaros trinando versos de don Jorge y entre plantas y cascadas, un lugar escondido perfecto para que los dos dejáramos nuestra huella en esta historia de amor en la tierra de María.

Una cama del siglo pasado tendida con sábanas blancas, un cuadro del Sagrado Corazón y en el baúl, los relatos de las horas que se usaron entre viajes y dolores, entre promesas registradas en paráfrasis: “espérame Amada Mía con el olor de los jazmines” y un  “no demores Amado Mío que mis labios claman por ti”, un canto con el alba de las cinco, en los pasillos entre las bancas solo esperaba oír tu voz y en una vasija de barro, mezclamos tu nombre con el mío.



Hicimos el amor en la piedra de los juramentos, pisamos el césped de la tentación, rompimos el molde de la cena a las dos, volamos en el mágico mundo de la imaginación, mordimos nuestros labios como cerezas recién cogidas y desnudamos nuestros impulsos a la no menos sensual escena donde mis manos se posan en tus senos y tus manos se posan en mis glúteos, sintiéndonos cada vez más compenetrados, donde no existe el dos – solo el uno.

El viento sopló fuerte y la tarde poco a poco se va, nuestros besos suben de temperatura y en el rincón escondido, con el olor a hierba fresca y el sonido del agua entre las rocas, sellamos este día de amor con mi falo en tu boca, mis dedos en el monte Venus, segundo a segundo nuestros cuerpos destilando pasión y terminamos con mis manos en tus gemelas y mi semen como tu néctar preferido, así fue nuestro día en el paraíso, donde vivimos el amor como solo tú y yo sabemos.


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

martes, 26 de julio de 2016

SEGUNDA CARTA

SEGUNDA CARTA

Querida Amada Mía.

En esta noche el silencio marca el camino de la soledad, mis manos se han quedado esperando que les tomes de nuevo y que un beso en ellas, sea una muestra del gran amor que me profesas.

He desnudado mi alma frente a tus ojos, he dejado que mis letras se apoderen del deseo que tengo de que ésta noche seas mía y en un suspiro, una lágrima se dibuja como principio de lo que no es.

No puedo dejar de pensar en las palabras que se quedaron sin voz, no puedo de dejar de sentir que el viento ya no sopla como ayer, no puedo dejar que mis pasos se estanquen de nuevo como el pasado mes de mayo.

Hoy, vengo ante ti, para dejarte mis sueños, para creerme tu sol, para hacer palpitar mis emociones de nuevo como la vez del mirador, para sentir que en tu mirada me puedo perder y en cada segundo, creer que no somos dos, que somos uno.

Cuídate amada mía y que el beso de las seis, sea nuestra nota de amor cada vez que haya una línea de tristeza.

Tu amado


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

domingo, 17 de julio de 2016

HOY QUERÍA VERTE


Hoy era el día en quería verte, 
quise estar de nuevo contigo, 
llenarte de besos y caricias, 
dejar mi aroma en tu piel y mirarte a los ojos 
para ver en ellos el deseo y la pasión 
que aún queda de lo vivido.

Era un día de esos, 
donde las horas no querían circular, 
el momento estaba dibujado
como una escena llena de flores, poemas,
un suave vals, unas copas de vino
y las sensaciones tan frescas 
como las gotas de lluvia a las tres de la mañana.

En mi cabeza giraban tantos recuerdos
como se pudieran elevar
en una tarde del mes de agosto,
se sumaban experiencias de esas tardes,
de esas noches, de esos instantes,
donde el calor de los cuerpos y unos labios ansiosos
se encontraban sin apuro y sin control.


Hoy era el día en quería verte,
porque tenía un sueño 
que se había construido desde la promesa aquella,
desde la invitación ofrecida,
porque extrañaba tu voz susurrada,
tu respirar pausado y aunque sueñe utópico,
extrañaba la fantasía hablada y que nunca se realizó.

Era un día de esos,
donde me vestí tan rápido 
porque la distancia es grande, 
en la radio sonaba la canción dedicada,
una llamada perdida y unas palabras pensadas
para que el encuentro fuera un fiel copia
de una tarde sentados en el restaurante Champ de mars
en la Torre Eiffel, tomándonos un café express.

En mi cabeza aún estaba la imagen
de la última vez que vi tu cuerpo desnudo
y aunque el sonar no fue un recital,
ver tus caderas y tu dorso libre,
fueron la onomatopeya elevada a divinidad,
y aunque hubo seducción sin obtención,
me conformé con besarte antes del encuentro
y que esta vez no tuvo nada de especial,
ya que fue una noche fatal.


Pero hoy quería verte,
porque deseaba volver a estar
en un estado de consciencia,
que me quitara esa tristeza y esa tibia ansiedad
de querer borrar lo que ayer se hizo mal,
pero no llegaste y quizá, no llegarás,
porque fue más fácil para ti, dañar y echarte a volar.

Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)

jueves, 14 de julio de 2016

TE ESTOY AMANDO (MI PERLA)



No quedaron sola - sola las manos
que un día acariciaron
el infinito, la soledad y el paraíso.

Es eterna primavera
tu sonrisa de doncella,
que en tiempo de ébano gramitizo
con mirada tierna al amor hizo.


Vuelan como notas musicales
las palabras tímidas, sinceras y amables,
formando estrellas azules
en mi corazón, por ti adorable.

Adoro la suavidad de tu piel
y el color de tu pelo también,
a ti mi linda enamorada fiel
mi respeto y agradecimiento - bella mujer.


Por doquiera que yo voy
recuerdo tus nobles sentimientos,
más amarte hoy por hoy
es mi más bello entretenimiento.

Te estoy amando
mi ninfa y mi perla,
eres mi sueño, mi poema y mi canción,
y yo no quiero ser más tu pena
ni tus lágrimas, solo amor - AMOR.


Roxanne
(Gustavo Gómez Reyes)